28 agosto 2006

¿Alguien quiere hibridarse?




Lo de las razas puras lo inventó Mendel a mediados del siglo XIX, con el asunto de los guisantes famosos. A partir de entonces se inició una gran batalla en la que seres de distintos reinos y especies intentan hibridarse (para ver qué pasa) mientras unos cuantos locos han procurado con métodos diversos (incluido el exterminio) mantener la pureza de sangre o de savia.

El panorama actual es confuso, ya que Moral y Ciencia no se ponen de acuerdo. En el Reino Vegetal se considera ético y científicamente decoroso que se mantenga la puridad de las especies. Se manejan expresiones tales como “especies autóctonas”, “especies invasoras o exóticas” y se emplean estrategias abiertamente dirigidas a erradicar esos elementos extraños y a evitar que las especies o variedades puras y autóctonas se hibriden con otras de pelaje inferior o extranjero, lo que se consideraría un desastre ecológico.

Si nos trasladamos al Reino Animal, y más concretamente al Reino de los Humanos, el rasero que se aplica es distinto. Si alguien se atreve a hablar de “razas puras”, o se dedica los domingos por la tarde a exterminar a los “invasores”, sencillamente se le insulta o directamente se le arma una Guerra Mundial para impedir el desaguisado (y me parece bien). ¿No es esto contradictorio? ¿Por qué nos parece tan mal que se aplique a los humanos la política de segregación que sin embargo admitimos sin rubor para las especies vegetales o para animales como perros y caballos? Si el aislamiento de las razas puras es una ley natural, ¿por qué no vale también para los humanos?

Alguien podría pensar que la hibridación entre humanos no representa ningún riesgo. Pero eso no es del todo verdad, y lo podemos ilustrar con un ejemplo: Existen personas con dientes largos de caballo y personas con dientes diminutos de ratón. Son rasgos genéticos. Si una mujer caballuna se cruza con un varón de dientecillos de roedor el resultado puede ser catastrófico: es probable que la criatura fruto de la unión herede de la madre el gen de los dientes equinos, en tanto que la mandíbula la saque clavadita al padre. Los dientes grandes no tendrán espacio en la mandíbula pequeña, y se formará un amasijo retorcido que luego los ortodoncistas tendrán que ajustar con sudor y lágrimas. Es un problema habitual en nuestros días, y se debe a la hibridación.

Pero esto es sólo una anécdota. No voy a ser yo quien justifique las prácticas de segregación de las razas puras, ni la defensa de lo autóctono frente a los invasores. En absoluto, yo propugno la hibridación con todas sus consecuencias, porque es una ley natural, y todo lo que existe en la naturaleza es correcto. Me parece un delirio ridículo el afán por olisquear las mierdas que va dejando por ahí el último ejemplar de lince ibérico. Si le ha llegado el turno de extinguirse que se extinga. Se extinguió el cromañón y en buena hora. Y si la palmera cocotera del caribe quiere echarse un kiki con la palmera canaria y procrear un palmito de coco-dátiles, que Doraemon se lo bendiga.

Y por supuesto, que vengan los atléticos negros con sus grandes rabos y que se hibriden con nuestras mujeres de ojos azules, que mire usted qué criaturas más hermosas van a salir del invento. El racismo no es guay: este lema acompañó con gran éxito a José Luis Rodríguez (El Puma) hace un par de décadas. La canción se titulaba “Pavo real”:

A todo negro presente yo le voy aconsejar,
que combine los colores que la raza es natural.
Todo negro pelo recio con rubia se ha de casar,
Que un negro con una negra es como noche sin luna,
y un blanco con una blanca es como leche y espuma.

En algún programa del Dr. Jiménez del Oso, mucho tiempo atrás, se llegó a decir que la humanidad, dentro de miles de años y como resultado de la hibridación, sería de una raza uniforme, y que nuestro color de piel, ya unificado, sería un verde oliváceo. Mmm: ¿se imaginan qué elegancia?

De modo que todos a hibridarse cuanto puedan y con lo primero que pillen a mano. Da igual quien acabe perdiendo (si un lince ibérico se extingue, repito, que se extinga, ¿por qué perseguir sus cagarros y ponerle platitos con leche?), al final habrá ganado el proceso natural. Y la naturaleza nunca se equivoca. No respeten razas ni especies ni Reinos. Si usted es una mujer blanca hibrídese con un negrazo de rabo grande, que le gustará, seguro. Y si usted es un hombre de campo y una gallinita le pone chueco, aproveche la ocasión, que dicen que las aves son la mar de calientes. No piense nadie que la zoofilia es una perversión. Hace tiempo que se practica: si no, ¿cómo se explican tantos individuos que hay por ahí con aspecto humano pero con inteligencia de asno? La fitofilia tampoco resulta execrable, y ya es habitual que muchos contables compartan la ducha con su ficus preferido los fines de semana.

Lo que no veo practicable del todo es la hibridación con el Reino Mineral. Ya sé: a algunos hombres les encantaría tenerla como una piedra (y a las mujeres para qué decir), pero no creo que sea el camino: Es más fácil abrir un Spam y aceptar una buena oferta de Viagra.

30 comentarios:

AMRS dijo...

Visto y leído tu pensamiento, creo que serías digno de que te incluyéramos en la lista de seguidores amantísimos de Su Alteza Un Pinguino En Mi Ascensor (sí, así, con mayúsculas por tós laos). Como puedes comprobar en este link, es un precursor, una mente clarividente...


Hibridaciones varias...

vespinoza dijo...

El puma si que sabe

Anónimo dijo...

Yo estoy absolutamente deacuerdo con la hibridación. No hay más que ver a las mulatas, las que son guapas lo son más que cualquier blanca o negra, y ese color de piel es muy favorecedor. La zoofilia es que no despierta mi sexualidad. Ahora bien, si una mujer se cruzara con un caballo, ¿qué clase de criatura pariría? ¿Un niño fuerte y veloz con la mandíbula infinitamente larga igual que su pene? ¿Tendría pelo por el cuerpo? ¿y crin? Mmm..., no sé, no sé.

ricardo dijo...

A mi me gustan las blancas, las negras, las amarillas y las que están mezcladas también. Igualmente, me gustan las gatitas, las cabras, las cochinas y las perras. Las flacas, las gordas y las entreveradas. En fin, Doraemon me ha hecho bueno de boca.

Kotinussa dijo...

A estas alturas cualquiera de nosotros es ya producto del mestizaje. Renegar de él sería renegar de lo que somos.

Saludos.

JOHNNY INGLE dijo...

AMRS: Verdaderamente aquí se cumple el viejo adagio: "Nada nuevo bajo el cielo" (o bajo el sol, que no sé cómo es).
George: si una mujer se cruzara con un caballo, la cuestión no es qué clase de criatura pariría, sino qué clase de criatura filmaría la escena con su cámara de video para venderlo...
Sr. Ricardo, hay por ahí un poeta (no sé si mayor, y no sé si llorón) que igualmente le gustaban mujeres con toda suerte de rasgos contradictorios y detestables: las únicas que no soportaba eran las que no sabían volar...
Efectivamente Coti: no renegamos. Sin embargo es bueno de vez en cuando hacer apología del mestizaje, por si queda alguien desmemoriado, o ciego o simplemente idiota.
Sr. Vespinoza: el Puma, con el cuento ese de viva la numeración, se llevó al huerto a tantas que ya es imposible enumerarlas. Era un galanzote de los buenos. Ya no quedan hombres así (ni mujeres que se enamoren de hombres así)

vespinoza dijo...

"hay por ahí un poeta (no sé si mayor, y no sé si llorón) que igualmente le gustaban mujeres con toda suerte de rasgos contradictorios y detestables: las únicas que no soportaba eran las que no sabían volar"

Recuerdo con una sonrisa la escena de la película "El lado oscuro del corazón" en la que recrean el poema.

JOHNNY INGLE dijo...

Sí, esa era la película, que yo no me atrevía a citar porque no recordaba el título. Este es el poema de OLIVERIO GIRONDO:

"No se me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! y en esto soy irreductible no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. ¡Si no saben volar pierden el tiempo las que pretendan seducirme!"

RUFUS dijo...

Vaya, ese poeta es un fetichista extremo que solo se excita con azafatas y “pilotas”. Estamos de suerte de vivir en una era donde la hibridación es lo políticamente correcto. Ya suficientemente complicado está “eso” de encontrar compatibilidades personales como para que encima no pongamos filtros y cortapisas de orden genético.
Hitler era un amputado mental, daltónico en blanco y negro y que siempre repetía el mismo menú en la cafetería (sopa sin sal).
Completamente de acuerdo en que sobreproteger artificialmente una especie en peligro de extinción es una memez absurda.
El discurso ecologista que los defiende es romántico y lleno de sensibilidad loable pero los artificios no se sostienen a largo plazo.
Lo malo es cuando la especie que está en peligro de extinción es una que puede afectar drásticamente en toda la cadena alimenticia (depredadores naturales), entonces todo el puto ecosistema acabara mutando y no quiero ni pensar en que degenerara, por ejemplo, la cabra de la legión.

Salut

Edmundo Mantel dijo...

Varias cabras de la legión ejercen en la actualidad la presidencia de diferentes gobiernos occidentales. Todas toman sopa sin sal de primero y mierda de lince de segundo.

Diversos estudios demuestran que estas cabras legionarias que han llegado a Presidente son producto de la hibridación entre una zanahoria de exposición, una mujer-caballo, una cochina, y un poeta apodado "El Puma".

Yo me voy a hibridar un rato.

Perfectos Saludos.

viveydv dijo...

Totalmente de acuerdo con la hibridación para seres humanos. También para plantas y animales. A peor no iremos.

Pero no para los insectos; si no, imagina una mezcla de cucaracha con mosquito, horror...

Aburrida 2000 dijo...

Ha sacado usted un tema harto polémico, Sr. Ingle... En el que es fácil incurrir en el clásico círculo vicioso del pez que se muerde la cola.

También yo estoy a favor de la hibridación animal, vegetal, monera y protozoica, pues la considero una forma más de adaptación al medio, una forma de la evolución de las especies atestiguada por Darwin. Sin embargo, a menudo la hibridación en ciertas especies es absolutamente artificial y, en aquellos casos en que se da de forma natural, también hallamos influencia humana directa o indirecta. Los conejos no habrían llegado por sí solos a Australia, como tampoco los caimanes a las alcantarillas norteamericanas.o las cotorras a los parques españoles, por no mencionar las múltiples plagas de insectos viajeros ocultos en frutas y verduras, de los que sí podrían hablarle extensamente los agricultores de medio mundo.

Podría usted alegar que en ese caso, la hibridación humana también debería considerarse artificial, pues más probabilidades tenía en los tiempos prehistóricos una semilla de alcanzar las costas de un lejano continente arrastrada por el viento que el hombre prehistórico en una rudimentaria embarcación. Mas yo creo que no estamos frente al mismo caso; que la hibridación humana sí debe atribuirse al curso natural de las cosas, porque si los europeos llegaron a América a chingar con las caribeñas no fue por la intervención de ninguna otra especie, sino por el ingenio de la nuestra propia.

Pero vamos, que al igual que usted, tampoco yo me declaro en contra de la hibridación animal o vegetal favorecida (que no manipulada) por el ser humano, porque si un perrito callejero quiere chingar con una perra de raza, no hay que ser tan crueles de impedírselo sólo por la predilección de unos rasgos. Si un poder supremo hiciese lo mismo con nosotros, sólo los guapos tendrían derecho a tener hijos; a pesar de que ya saben ustedes que a veces, de padres feos hijos guapos, y viceversa.

Cuando un animal no es capaz de adaptarse, que se extinga –dice usted-, como tantas veces ocurrió desde que apareció la vida en el planeta Tierra. Mas sucede que el hombre (y la mujer en menor grado) debe considerarse el mayor depredador –y destructor- del reino animal y, como le digo, suele estar detrás de estas extinciones al menos, desde la Historia. ¿Hay, de hecho, alguna especie que el hombre no podría llegar a extinguir? Le aseguro que pocas... Quizás sólo las ratas y las cucarachas, únicos supervivientes de un hipotético cataclismo nuclear.

Llegados a este punto, podemos considerar las acciones devastadoras de la raza humana (o inhumana, desde una perspectiva ética) como parte inevitable de la natural evolución de las especies o bien, como una fisura de ese mecanismo que usted considera perfecto y que por tanto, debería respetarse. Si usted se inclina por la primera opción, dejemos pues que se extingan todas las demás especies, incapaces de hacernos frente, y moriremos de inanición y de tristeza. Y, ya puestos, condenemos también la Medicina, pues alarga la vida de los débiles de forma artificial... Que sobrevivan sólo los más fuertes, los capaces de superar las adversidades por sus propios medios, y usted, con sus dolores de espalda, y yo, con mis varios achaques, seremos de los primeros en palmarla. ¡Volvamos a los 30 años de vida media de la Prehistoria, acabemos con la superpoblación y la escasez de recursos!

Por cierto, el hombre de Cromañón no se extinguió, sino que evolucionó hacia una especie más desarrollada con el paso de los años. Mas tan implacable y rápida es la depredación del hombre y tan lenta en comparación la selección natural, que, como le digo, si no hiciésemos algo al respecto, acabaríamos desertizando el planeta al completo.

Y por último, un argumento egoísta que seguro será de su agrado, jeje. La inhumana humanidad desconoce mucho todavía acerca de los múltiples beneficios que de plantas y animales podemos obtener. La Tierra es un ecosistema a escala planetaria que se rige por las leyes de la famosa pirámide alimentaria. Si vamos perdiendo eslabones considerados “inútiles”, como por ejemplo un koala o un oso panda (que, por otra parte, quién sabe si no albergan la clave para la destrucción del VIH o la curación del cáncer), podría tener consecuencias irreparables que sólo podríamos conocer ex post facto. ¿No cree usted que es mejor no arriesgarse?

JOHNNY INGLE dijo...

MMM: Aburrida 2000: Cuando fundé este blog no contaba con la eventualidad de tener que hacer frente a argumentos tan sesudos como el que usted me propone como postre. La verdad, estoy al inicio de mis vacaciones y ha conseguido "amargarme" un poquitín con un debate tan profundo. Yo pretendía hacer un folletín ligero para sobrellevar el aburrimiento veraniego (usted de aburrimiento sabe mucho) y ¿qué hago ahora?

Respecto al cromañón, por lo que he visto en documentales sí que se extinguió. Fue el Neandertal el que siguió la línea evolutiva: pero no digo que usted se haya equivocado, no me atrevo a afirmarlo, ya que su inteligencia superior me atemoriza y me amilana. ¿Quién soy yo, pobre fabricante de quesos, cuidador de ovejas, para enmendarle la plana?

Si el hombre consiguiera cargarse a todas las especies restantes (incluido él mismo), ya que ha alcanzado la superioridad necesaria, visto desde el punto de vista del universo infinito, eso sería precisamente el cumplimiento de una ley natural más. La tierra, en esa inmensidad inabarcable, es un cagarro, y lo que haga o deje de hacer el hombre, si explota bombas atómicas o no, no deja de ser más que un pequeñísimo escape de gases en un rincón inmundo y apartado de ese hermoso e indomeñable universo. Yo es que miro las cosas con perspectiva. Lo mundano no es más que miseria y pequeñez. Si viene un cometa y hace saltar la tierra en pedazos, eso es motivo de alegría para el Universo, y lo que debemos aceptar es nuestra ridícula insignificancia. Si no lo hacemos no podemos llamarnos inteligentes.

Eulalia dijo...

Como la extinción de la especie humana no está prevista durante lo que (estadísticamente) nos queda de vida, ¿qué más da?, los que vengan detrás, que arreen, decían en mi pueblo.
(La especie humana es una sola, por lo que difícilmente puede existir "hibridación", por cierto).

ornitorrinco enmascarado dijo...

Respecto a esta frase:

>porque es una ley natural, y todo
>lo que existe en la naturaleza es
>correcto

Siempre me acuerdo de un diálogo Marxista (De los Hermanos Marx, no de Karl):

A: ¿Cómo ha muerto?

B: De muerte Natural.

A: ¿De muerte natural? ¡Pero si tiene clavado un puñal en el corazón!

B: Es que, si te clavan un puñal en el corazón, es natural que te mueras.

Rita Peich dijo...

Con respecto a la frase de "que vengan los atléticos negros con sus grandes rabos y que se hibriden con nuestras mujeres de ojos azules" ... no estoy muy de acuerdo: QUE PASA CON LAS DE OJOS NEGROS COMO YO !!!! :-P

Falinda dijo...

Sin duda el mixing es la mejor elección....
"pero lo que no perdono, y en esto soy irreductible, es que no sepan volar, si no saben volar pierden el tiempo conmigo...."

JOHNNY INGLE dijo...

Eulalia, Eulalia: no me prives del gustazo de llamar "hibridación" a los revolcones entre humanos de distintos aspectos (yo sé de lo que me hablo: ¡es una palabra con tantos matices y posibilidades...)

Bueno, Ornitorrinco, yo no sé cómo se ríe usted con esa boca rígida que tiene, pero yo me he reído con esa cita de los hermanos Marx.

Rita: Seguro que tú, viviendo como vives en Alemania, si de momento conservas los ojos negros, no tardarás en mutarlos en azul prusiano (si es que hubiera un azul prusiano). De todas formas, yo de doy permiso para que seas hibridada por uno de esos buenmozos.

Falinda: con el tiempo nos desvelarás si tú sabes o no sabes volar. De momento ya nos has mostrado que de conducir kuads... sólo en punto muerto y con el freno echado. De todas formas, etérea sí que te encuentro.

Falinda dijo...

Si que sé, tonti

princesa del vértigo dijo...

Yo hace tiempo que decidí hibridarme con todo lo que se deje, así que si queréis ideas os dejo un post en mi blog en el que hablo de una de mis principales fuentes de inspiración.

Anónimo dijo...

La verdad, es que ese artículo es un excelente ejemplo de no tener la mas míníma y puta idea de que vá la cosa de las razas, de la hibridación y de todo eso.

Prácticamente desde el primer párrafo casi todo es falso. por no decir todo. Puesto que de premisas falsas no se pueden lograr conclusiones o deducciones ciertas. Jamás en la vida.

No hace falta ser biólogo ni médico para saber que tus ideas al respecto son absolutas trolas. Yo por ejemplo, me dedico a asesoría de empresas y solo con lo que estudié en el cole, y un poco de consulta a la wikipedia, estoy en condiciones de acusarte de ignorante.

En humanos cuelas falacias racistas muy viejas. Los humanos NO podemos hibridarnos con otros humanos porque SOMOS LA MISMA especie. Además, para mas inri, los humanos tenemos cosas como la mediciona, adelantos técnicos modernos, avances culturales y demás que nos permiten sobrevivir. Si no los tuviéramos lo tendríamos crudo. No es lo mismo vivir en la naturaleza como un animal mas, que en una civilización.

Lo de los linces es otra memez de calibre grueso. Los linces no se extinguen por ninguna Ley natural", que vete a a saber que demontres es eso, se extinguen porque los humanos envenenan sus presas con tóxicos insecticidas, se lo cargan con coches en carreteras, los cazan para coleccionar trofeos, los exterminan porque les parecen alimañas, porque los humanos les reducen sus territorios o se cargan a conciencia las presas que les sirven de comida. O sea, que a esos bichos, nos los estamos cargando nosotros los humanos no ninguna ley natural.

Para acabar te comento un párrafo glorioso, que hubieran firmado Himmler o Hitler de pé a pá: "¿Por qué nos parece tan mal que se aplique a los humanos la política de segregación que sin embargo admitimos sin rubor para las especies vegetales o para animales como perros y caballos?" Fascinante. Confusión absoluta del culo con las témporas o del tocino con la velocidad. demagogia de la mala y barata. Perros y caballos NO se pueden hibridar ni de coña. Son especies distintas. LOS HUMANOS SOMOS SOLAMENTE UNA ESPECIE, aunque les duela a los fachas y les ofenda aceptar que un negro o un esquimal son tan personas como ellos. pero es lo que hay. Lo otro, lo que escribes son fantasías. La segregación o sea en términos no correctos políticamente es simplemente RACISMO, APARTHEID a lo sudafricano. O dicho en otros términos, propugnar eso es aclamar las diferencias raciales y en consecuencia afirmar que somos especies distintas.

Curiosamente, lo único interesante en tu artículo es lo del Puma. Es lo único escrito con la cabeza pensando.

No sé si serás facha o no, me dá igual, pero tu artículo encajaría perfectamente en esas webs nazi-fascistas y en especial en algunas tipo "orgullo blanco" de USA.

Bueno, hasta otra, Teo

Aburrida 2000 dijo...

Sr anónimo:

Permítame usted que me meta en camisa de once varas, como suele decirse coloquialmente, aun a riesgo de salir mal parada...

En primer lugar, el tono un tanto agresivo de su misiva podría darme argumentos para tildarle de “facha intolerante”, como hace usted con el Sr Ingle. Podría decirle que se pone usted a su misma altura, pero no puedo afirmar tal cosa porque ese entrañable pastor de ovejas ha demostrado ser un filántropo... ¿No leyó usted su post titulado “Julia Robert me abrazó en la playa de las Teresitas?”

El Sr. Ingle no pensaba hacer de su artículo una tesis; ya en comentarios anteriores afirmó que el blog es para él un mero entretenimiento, un lugar en el que plasmar pensamientos. No todos los que cuentan chistes sexistas son misóginos, como no todos los que gastan bromas sobre un tema serio como el de la inmigración son racistas. No puede usted condenar de ese modo la libertad de expresión.

Si hubiesen de callar todos aquellos cuya información transmitida no pasase por el control de calidad de su rasero, créame que en el mundo imperaría el silencio. Si sólo los versados en un tema pueden opinar, usted debería dejar de escribir comentarios en blogs, mi querido desconocido. Fíjese que yo no soy filóloga y aun así, “sólo con lo que estudié en el cole”, pude detectar crasos errores en su redacción. Usando sus palabras: si usted no tiene la más “mínima y puta idea” de ortografía, ¿debería callar su indignación hasta que aprenda a transmitirla sin faltas?

La palabra “mínima” lleva una sola tilde y “va” o “da” no se acentúan, puesto que son monosílabos que no precisan acento diacrítico. Por otra parte, el adverbio de cantidad “mas” lleva tilde diacrítica para distinguirlo de la conjunción “mas”, sinónimo de “pero”. La palabra “que” lleva tilde cuando no es relativo, sino pronombre interrogativo. Ha cometido usted también varios errores en la puntuación, como confundir los puntos con comas, así como el uso de nexos en oraciones compuestas o el uso indebido de minúsculas después de punto. Por cierto, la “mediciona” aún no la hemos inventado y si abre usted comillas, debe cerrarlas.

Después de esta breve corrección de su escrito (si exige usted corrección en el uso del lenguaje debe predicar con el ejemplo), le recordaré que la palabra “híbrido” tiene, según la Real Academia Española, tres acepciones, y que usted sólo tuvo en cuenta la primera:

1.Aplícase al animal o vegetal procreado por dos individuos de distinta especie.
2.Dícese de individuos cuyos padres son genéticamente distintos con respecto a un mismo carácter.
3.Dícese de todo lo que es producto de elementos de distinta naturaleza.

JOHNNY INGLE dijo...

Bueh, la verdad es que me he quedado sin palabras. Esta Aburrida 2000 me hace la función de un buen perro de presa a la entrada de mi casa y, hala, que intenten pasar los troll...

Ella lo ha dicho perfectamente. Más atrás aclaré a Eulalia que yo sabía lo que hacía al emplear conscientemente este término. Que este blog no es un libro de texto para escolares, ni una enciclopedia para consulta de los asesores de empresas. Simplemente es una plataforma para el cachondeo. A veces me agobia que esto no se entienda. Para todos aquellos que decidieron desterrar de sus vidas la sonrisa, les invito a visitar a un buen ortodoncista, como hizo mi pequeñina ovejita Dolly, y que le arregle los dientes para que pueda ir por la vida enseñando toda su dentellada en señal de buen humor y salud del alma.

Tampoco hace falta ser biólogo, sino a lo mejor simplemente mecánico, o torque (aficionado al tunning) para saber que existen los coches híbridos, y que dentro de poco el término híbrido lo utilizaremos principalmente para referirnos a los coches.

En cualquier caso, Sr. Teo, gracias por su aportación. El Soltero de Oro me tiene acostumbrado a la caña. No hay problema.

Anónimo dijo...

Que bien. Hablo del racismo que se desprende de un artículo infumable y me responden con una charla gramatical. Incluso me sacan el DRAE, siempre tan atrasado, podían haberme citado al Collins, mas claro y preciso. Con uno u otro mis argumentos no han sido rebatido: todos los humanos pertenecemos a la misma especie y no nos podemos hibridar por lo mismo. Lamento no ser biólogo para entrar con mas profundidad en este debate, pero me consuela el saber de que todos modos ustedes no se iban a enterar y de las contestaciones recibidas se deduce que estas minucias no les importan.

Asunto aparte es la declaración de intenciones acerca de que este blog es un lugar de humor. Muy bien. Perfecto. Pero el humor para que lo sea debe ser patente. Caso contrario es una chapuza. No veo el humor por parte alguna, solo las obsesiones particulares de un señor aburrido (y la de una señora igualmente aburrida). Como es habitual en este tipo de círculos presuntamente literarios, predomina un ambiente cerrado, endogámico. En mi opinión, predomina la soledad y la tristeza. No es alegre y distendido en absoluto, es mas bien paranoico y obsesivo. La entrepierna es el centro de su mundillo y de su existencia, literarias por supuesto.

Volviendo al punto central, el racismo es una aberración. Un problema que ha traído a lo largo de los siglos bastantes conflictos. Los tenemos aquí y ahora y parece ser la línea conductora de algunos panfletos locales que lo predican (¡vamos a acabar todos mestizos!) y de unos cuantos politicuchos que juegan a demagogos (como siempre). Dedicarse aunque sea en broma a atizar estos fuegos es una irresponsabilidad y un dislate, sin olvidar que existe algún artículo en el Código Penal que lo sanciona con unos años de talego.

Pero en fin, si les gusta ese tipo de humor, pueden enlazar con webs nazis o de la supremacía blanca que cuentan chistes "muy agudos" sobre negros, judíos, mestizos, chinos, etc. Por aquello de la santa libertad de expresión. Olvidando que los derechos no son ilimitados. No se puede reclamar o invocar el derecho a proclamar la xenofobia en nombre de la libertad de expresión. Pero si esa es la única manera de llamar la atención...

Saludos, Teo (el moreno)

sulfur dijo...

Sr. Ingle,

Ahhhhh, y yo con estos pelos.....Mis más sinceras disculpas por perderme semejante espectáculo, e intento resumir.

Nuestra querida aburrida exponiendo que sabe de todo y mucho, falinda siempre deliciosa, escueta como su cuerpo y rapaz a la par. Teo, esa sensibilidad, esa lectura entre líneas, esa percepción de lo no escrito; inmejorable. Y a vueltas aburrida sacando pecho a lo " no me toquen a mis próceres, que los líderes siempre han sido unos incomprendidos ". Fantástico. No podemos dejar a ritapeich a lo "a ver si pillamos algo a la chita escribiendo".

Cómo pretende Ud. que escriba servidor un blog, por favor, seamos serios y disfrutemos con lo que hay que es abundante y de calidad superior.

su humilde seguidor

sul.

Aicha dijo...

Hola, me he decidido a participar en este... "intercambio de opiniones" (si digo "merienda de negros" al margen exagerar un poquito, corro el peligro de ser tachada de racista por Teo).
A Sulfur: Desde el principio hasta el final de todo lo que has escrito, estoy contigo. Yo no lo hubiera expresado mejor (ni con más sentido del humor). Sólo animarte a que abras tu propio blog, me comprometo a leerlo.
A Aburrida 2000: Me encantaría tener tu prudencia, elegancia y habilidad dialéctica para salir en la defensa de lo que creo se la merece. Por desgracia, mucho me temo que determinado tipo de ingenio y sutileza no son perceptibles para todo el mundo.
A Teo:...te dedico estas palabras sin esperanza alguna de que llegues a interpretarlas como algo constructivo, pero ahí van: es un recurso fácil y que denota gran falta de madurez a nivel emocional el etiquetar a las personas en función de nuestras frustaciones personales intentando leer entre líneas lo que se nos antoja. Es detestable apodar a los demás con palabras orientadas a despreciar una forma de pensar diferente a la nuestra y hacerlo en nombre de la libertad de expresión. Es triste no saber reconocer nuestros errores (ni siquiera los que son tan evidentes como las faltas ortográficas y gramaticales) e intentar justificarlos no importa cómo ni a qué tengamos que recurrir. Es más grave aún no enmendarlos y caer (me temo que infinitamente) en la misma piedra (por ejemplo la del lenguaje). Es terrible ser del tipo "haz lo que digo y no lo que hago". Y lo más cómico es que ni siquiera puedas apreciar con qué sutileza y buenas maneras te han tolerado los demás tu falta de respeto a los otros y sus ideas, tu demagogia barata, tu pretensión de demostrar una cultura de la que careces, tu falta de capacidad analítica y deductiva, tu incapacidad para la compresión escrita y tu forma burda de expresarte y atacar a los demás. No quisiera ser tan destructiva como tú, así que ahí van unas frases parar la reflexión: El que sólo ve en una dirección se pierde el mundo que le rodea, la rabia y el odio sólo hacen daño a quien los siente, aprender a reírse de los complejos, los miedos y las inseguridades de uno mismo es importante, "vive y deja vivir", "errar es humano, rectificar es de sabios". Suerte.
A Johnny Ingle: Gracias por tu ingenio y sentido del humor. Adoro a quienes me hacen reír.

JOHNNY INGLE dijo...

En absoluto, Sr. Teo: eso es lo último. Soledad y tristeza no están desterradas. La mayoría de los blogs que visito destilan euforia. Y en cuanto a soledad: ¿cómo habríamos de sentir soledad si tenemos la oportunidad de reirnos y compartir pensamientos con otras personas inteligentes? Si es por mí, no se preocupe: le aseguro que estoy radiante, y si escribo desenfadadamente es precisamente porque me desborda la alegría. Por ahí hay unos cuantos blog que son como grupos de autoayuda. Y los comentarios son de tristezas y de apoyos recíprocos. Yo no participo de ellos porque no es mi momento (tal vez algún día, pero no ahora).

Sulfur y Aicha, por ejemplo, en su anonimato, me han dado con sus comentarios sobrados motivos para ser optimista sobre la humanidad y sus capacidades. Desearía que ambos abrieran sus blogs respectivos, visitarlos y debatir en ellos.

Respecto a lo que dice de la endogamia, es cirto que la blogosfera tiende a las endogamias. Pero es ley de vida. Es decir, no podemos visitar todos los blogs y comentar todos los blogs, porque no tenemos ni tiempo ni ganas. Al final se acaban formando círculos más o menos reducidos, uno elige los blog que encuentra más afines, porque le resultan divertidos o interesantes, y de ahí la endogamia. Pero eso no significa que un recién llegado sea menospreciado e ingorado. De hecho, en este post le hemos dedicado a usted una gran atención. Es más: siempre estamos más atentos a la novedad, a descubrir nuevos talentos.

Yo creo que no hace ninguna falta que desmienta ese mi supuesto "racismo". Si usted es moreno, le felicito, como ya hice con Vive y Deja Vivir (una bloguera amiga, morena). Si ese es el problema, le aseguro que para mí no hay ninguna cuestión con la piel. Yo adoro la piel morena. Y respecto a lo de facha, PUES NO HOMBRE, NO. ESTAMOS MUY LEJOS DE SER FACHAS. Más bien, dentro de esto que usted llama círculo endogámico, lo que hay es una predominancia de "ROJOS, ATEOS, VASAYOS DE POLANCO" y empleo una expresión que utilizó en uno de mis primeros post un anónimo (troll) (lo de "vasayo" con "y" griega lo escribió él. Difícilmente se puede ser facha al mismo tiempo que rojo y ateo y vasallo de Polanco. Así que alguno de los dos no tendrá razón.

Yo nos soy facha, ni racista. Pero si usted lo fuera a mí no me importaría: es que no me afecta.

Saludos. Un abrazo con mucha alegría y solidaridad para ti, Teo. Y un gran abrazo y gracias inmensas para Aburrida 2000, Sulfur y Aicha.

Ale dijo...

Compadecer del humano,amar futuros sin conciencia;demosle las gracias a todos los que hayan seguido en el pasado este tan poco vivo ideal.
Lo que respecta a vosotros,los que ahora leeis esto ahora,chingad con la mulata,enarbolad vuestra bandera de feminidad en el gran mastil del humano negro;todo lo que quiera hacer el humano en su existencia,vista desde el punto personal del individuo,es del todo valido para el cosmos.
Lastima que nos hayan enseñado a amar mas la historia que nuestra historia.Pobres piedras inhertes que aman hasta lo inutil.
Si entra tan facil a nuestra tan nombrada alma el que deseemos vibrar en la naturaleza en el summun de la vida,la felicidad,libertad,poder... Y sin embargo nos vamos a preocupar si dentro de 60 años el lince esta muerto como nosotros.
Si tu felicidad reside en ser un instrumento para los seres vivos que lleguen mañana.Si deseas que lean en biografias de tapa dura lo util que le son los actos de tu vida,es algo fantanstico,hazlo¡¡ Gracias a ti los despreocupados de entoces,se beneficiaran mientras vivan,de tu arte,de tu ciencia,de la ecologia...Y hacen su vida mirandose a si mismos con infinito amor a lo util.

Mari-- dijo...

Dios mío...

El post está excelente, ya no me descostillé de risa. Como no tengo confianza con vos diré sólo que me hice pis (más adelante seré muy vulgar y diré barbaridades)

Pero los comentarios!!! Es para un post aparte!!!

Tenés un gran sentido del humor. Me encanta.

Besos

laluzenmi dijo...

hola johnny ingle. me gustaría que contactases conmigo por un post que escribiste en agosto (el de "Julia Roberts" atendiendo a un inmigrante en La Tejita). Mi correo es submarinodebolsillo arroba gmail.com un saludo.